México. Día 1

Ayer me contaron que los muertos que no saben que lo están siguen vagando por las ciudades y los pueblos en forma de fantasma. Me pregunto cuánta gente así pasea por el mundo. Ayer también me explicaron que dos personas pueden sobrevivir con una papaya y 40 céntimos para toda la semana.

El sentido de nuestra vida gira más entorno a distinguir la figura que proyectan las hojas de los árboles contra el suelo que en drogarnos para poder callar los efectos naturales que el cuerpo grita para decirnos que llevamos demasiado tiempo tecleando la misma mierda. Me parece mágico que en un país donde la corrupción y el narcotráfico se entremezclan con el aroma a picante de cada quesadilla, donde la gente es pobre de verdad y ser ladrón una profesión en la que se reza para tener más beneficios, donde en cada mesa hay una bandera de una nación que se aprovecha de los mismos que la levantan pueda distinguir la felicidad de verdad. Supongo que por eso la palabra mágico y México empiezan y terminan por la misma letra de las seis que ambas comparten. En un pueblo donde no existen la coincidencia no puedo creer en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s