¡Sorteo 4k seguidores!

¡No hay nada que me haga más feliz que saber que cada día más y más gente apoya todos los distintos proyectos que tengo, desde mis cuentas en redes sociales a mi canal de youtube! Así que como hemos llegado a 4.000 seguidores en mi cuenta de Twitter (seguidme, si no lo hacéis porque es la vía de comunicación más rápida conmigo), ¡voy a celebrarlo con un sorteo! Leer más “¡Sorteo 4k seguidores!”

Anuncios

Cómo ser feliz con tus prácticas no remuneradas

Aprovechando que hoy es el día internacional de la niña quería hacer un artículo que hablase sobre otras formas de coger experiencia en tu sector y estar orgulloso y realizado a pesar de que esas prácticas sean igualmente nada o muy poco remuneradas. Por un lado me gustaría dejar claro que no estoy nada a favor de que no se page por un trabajo que, aunque sea de formación, se está haciendo esa labor igualmente, aunque también la empresa esté invirtiendo en formación. Leer más “Cómo ser feliz con tus prácticas no remuneradas”

¡Sigue mi canal de YouTube!

Aunque estemos a mitad de año, siempre es buen momento para tener nuevos proyectos.

Como me faltan proyectos en mi vida, me ha dado por investigar el mundo de YouTube y las posibilidades que ofrece un canal. Además así también sumo horas de práctica de grabación (que bien me hacen falta para dejar de tener miedo a la cámara).

Estas últimas semanas no he actualizado con mi artículo semanal como prometí en un inicio porque me he dedicado a saber hacia qué dirección quiero caminar en todos los blogs y cuáles son mis proyectos más relevantes. Es por eso que, como consecuencia de que he fallado en mi primer propósito, creé Dear yo, un blog que tiene como objetivo principal escribir diariamente un artículo más personal y totalmente subjetivo. La idea es escribir con mucha frecuencia sea la razón que sea ya  que así ejercito a mi musa, no sé si lo sabéis pero siempre he querido ser escritora y uno de los propósitos de este año es el de volver a publicar.

Además, también he dado un giro al contenido casi inexistente de mi canal de YouTube, HappInés a uno que me motive más. El objetivo de este canal es aprender una de las plataforma de contenido con más usuarios del mundo y por otro lado sentirme más cómoda delante de una cámara porque lo creáis o no, me pongo algo histérica y soy incapaz de improvisar o decir dos frases de una forma natural y fluida. Me gustaría eliminar eso de mi forma de comunicarme en vídeo y, como muchas cosas en esta vida, el problema se termina solucionando haciéndolo desaparecer y practicando.

Además de los unboxings que ya hacía (y que puede que siga subiendo si encuentro algo excepcional o si os apetece enviarme algo para que abra delante de todo el mundo) quiero crear contenido que me motive más a subir como por ejemplo: opiniones que puedan generar cierta polémica o discusión sana y vlogs relacionados con mis viajes (ya que hago tantos, puede que os interese ver de qué forma viajo). Así que si no lo hacéis, os recomiendo que sigáis el canal.

Por ahora os dejo el vídeo que hice sobre la polémica que nació a partir de tener a una actriz negra en el papel de Hermione. Muchos discutían que no podía ser así porque el libro especifica el color que tenía la joven y por otro lado que la primera actriz que representó ese papel era blanca. Ambas me parecen razones muy racistas para un tema tan banal como la piel de un personaje del cual no tiene mayor importancia ese color, no es como por ejemplo el pelo rojo tan llamativo de la familia de Ron. El color y etnia de Hermione no tiene importancia en el transcurso de la historia. Por otro lado mucha gente también argumentó que en las portadas de los libros, la niña era blanca. Dejadme que os diga que ni las portadas ni los títulos los elijen 100% los autores. Ya deben ser estos de mucho renombre para tener derecho a elegir en una cosa tan de marketing como esa.

Pero no os spoileo más, os dejo con el vídeo:

 

El juego

 

you_just_lost_the_game_poster-r388535fa39094b549cf1e5552d0a6776_tvw_8byvr_512¿Qué es El juego/The game? Al juego (The game) se juega aunque no lo sepas. De hecho, todo el mundo está jugando al juego. Tú, ahora mismo. Al juego solo se gana olvidando que estás jugando. Pero si recuerdas en algún momento (como ahora) que estás jugando, deberás decir “he perdido el juego” de la manera a la que a más gente alcance. Al juego nunca se deja de jugar, y tampoco eliges no jugarlo. De hecho solo aquellos que no saben de su existencia, o no lo recuerdan, morirán habiendo ganado.

Juguemos. Nacemos en un mundo con reglas morales socialmente impuestas y con decisiones tomadas que jamás nos dieron la oportunidad de discutir. Nos dicen que matamos a nuestro niño cuando crecemos, pero lo cierto es que no tenemos tiempo para poder cuidarlo. El trabajo, el aprendizaje, el mens sana in corpore sano, la lascivia, la avaricia nos quita el tiempo para pensar en nosotros y nos deja un “yo” más amoldable que se conforma con lo que el mundo llama libertad y poco a poco va olvidándose de sus sueños. ¿Cuánto queda de vosotros en vosotros mismos?

La libertad se llama carnet de conducir y en lugar de pedir más autosuficiencia nos matamos por ser más dependientes de un coche, una hipoteca, un sueño que no se parece nada al de aquel niño que tú o alguien mató.

¿Recuerdas que tenías proyectos? muy distintos seguramente a los que ahora puedes permitirte. Te agobias y en medio de toda la presión y los años que se siguen sumando te preguntan si quieres tener hijos. Es lo típico, todo el mundo los tiene. Tener hijos es un proyecto de vida muy socorrido, también muy usual, y yo soy más de echarle imaginación.

Así que, ¿cuánto de vuestro yo queda en vosotros? Somos etiquetas, menciones, fotos, momentos. También somos marketing. Somos ideas de otros, modas, inexistentes hasta que nos inventan. Somos grupos, somos clasificables, somos 2016 o 2017 o lo que venga, somos únicos repetibles y clonables, ¿qué eres?

¿Soñaste cuando eras pequeño con tener una despensa llena de comida bio? ¿desde cuándo querías ser runner? Está claro que cambiamos, todos y cada uno de nosotros. Somos lo que vivimos, nuestro contexto y decisiones pero… ¿cuántas decisiones has tomado o dejado de tomar realmente tú?

Jugamos un juego en el que no nos han pedido participar y negarse a formar parte de él también está contemplado en las reglas, así que al menos si vamos a jugar una partida que no tiene respawn, jugadla bien.

¿Cuántos de vosotros ha perdido el juego?

Teoría de liderazgo I: delegar.

Delegar es bien: siempre. Cuando a alguien lo ponen al mando de un proyecto como líder, mánager, gestor o como se quiera llamar a este cargo, es una honra y una responsabilidad. Mucha gente tiende a confundir esta nueva responsabilidad con más carga de trabajo, y no tiene por qué ser así. Si a alguien le han encargado que lidere o gestione un equipo, lo que esperan de él /ella es justo eso: que sea capaz de gestionarlo, no de hacer más trabajo que nadie.

liderazgoAl principio del proyecto la responsabilidad y el resultado final tan grande puede agobiar, pero entonces hemos de recordad que si nos han puesto un equipo a nuestro cargo es porque no tenemos que hacer todos nosotros/as y por lo tanto, es obvio que el objetivo sea más grande que uno individual. Liderar un proyecto quiere decir que con los recursos (personas y tiempo) tendrás que trazar un plan para lograr ese objetivo en el tiempo que te proponen. A pesar de que el el objetivo final sea muy grande, un equipo trabaja mejor y de manera más eficaz cuanto mejor esté organizando y no cuanto más trabajo parece que sacáis adelante. Por lo tanto, vale muchísimo más la pena invertir tiempo en conocer los fuertes y debilidades de cada miembro del equipo así como las motivaciones.

Una vez que conocemos a la gente que tenemos que gestionar llega la hora de repartir las tareas y ahí viene lo divertido del asunto. Al principio como líder de un grupo, te asumirás las tareas más complicadas, que requieren más tiempo o más conocimiento o las que simplemente te resulten más tediosas porque así le quitas el marrón al otro: no y repito que si te han encargado de gestionar un equipo es justo para que lo gestiones, no para que hagas labores de campo.

Identifica aquellos miembros que podrán emplearse más afondo en cada tarea de manera individual o incluso grupal. Si alguno de los miembros tiene también dotes de liderazgo delega en el algunas tareas porque eso te liberará de trabajo y al mismo tiempo le dará visibilidad y se sentirá motivado. Mucha gente tiene miedo de que delegar pueda llegar a suponer una amenaza a su actual posición por la persona en quien delegó: no. Todo el mundo necesita motivación en el trabajo, asumir demasiadas responsabilidades o tareas para no delegarlas te hará desmotivarte en el proyecto y tener peores resultados. Delegar denota confianza en tu equipo, te libera de carga de trabajo y motivas a otros miembros con otras responsabilidades que tal vez buscan.

liderazgoDelegar es bien. Te permite centrarte más en gestionar y obtener resultados que en estar haciendo labores que tal vez sean responsabilidad de otros. Por otro lado has de asumir tu rol, no te han puesto a liderar un grupo de cocineros porque seas el que mejor hace una tarta sino porque sabes quién es el que mejor hace cada plato y sabes manejar las situaciones a las que se puede enfrentar un equipo.

En mi experiencia liderando varios equipos para diversos trabajos específicos, aprendí cosas que parecen muy tontas pero son bien ciertas:

  • Que un papel de gestor o líder de un equipo es distinto a cualquier otro rol en el que no coordines a gente.
  • Que si hay gente a la que estás gestionando, esa gente está ahí para ayudarte y para que les asignes tareas.
  • Que si estas personas te ofrecen ayuda en algo, suele ser lo acertado una respuesta positiva.
  • Que si estás haciendo el trabajo de una persona a la que gestionas: algo estás haciendo que no es correcto.
  • Que algún miembro de tu equipo tenga dotes de liderazgo no significa que te vaya a quitar la posición sino que puedes delegar en este tareas de liderazgo.
  • Que siempre tienes que encontrar una tarea que motive a tu grupo.
  • Que tienes que mantener informado a tu equipo de los avances o cambios que van ocurriendo para que así todos caminéis en la misma línea y se cree confianza.

¿Alguna vez habéis liderado algún equipo? ¿cuál ha sido vuestra experiencia?

Idea grande ande o no ande. No.

¿Alguna vez habéis dejado un proyecto a medias? ¿Cuáles fueron los motivos? ¿Cuáles acabasteis? Explico las claves de cómo plantear una idea.

Uno de mis proyectos para este año es volver a publicar un libro y, para que esto se haga realidad, necesito planear mucho y descartar más. Cuando empezamos a plantearnos lo que queremos hacer con nuestro sueño, normalmente lo hacemos a lo grande porque no somos capaces de plantear una idea pequeña: Ese es el mayor error de todas las primeras veces.idea

Esto que os vengo a explicar no es algo que solo me pase a mí, sino que lo he escuchado en muchas start-ups, reuniones de desarrolladores etc. el problema de todo el mundo cuando empieza a crear algo es que no concibe ideas pequeñas para ir probando y, poco a poco, hacer cosas más grandes con la ayuda de la experiencia. Esto suele acarrear muchos problemas ya que son pocos los proyectos grandes que de primeras llegan a un puerto, algunos dirían que prácticamente ninguno.

En lo primero que se debe pensar: ¿realmente es realizable mi idea en mis circunstancias? Me refiero: no todo el mundo sabe hacer de todo y siempre soñamos con lo más alto. Es muy importante que el proyecto sea realizable y no solo lo parezca, si no, el porcentaje de desmotivación con el paso del tiempo irá creciendo. Por otro lado crear un proyecto alcanzable y que en cortos plazos se puedan ver ciertos resultados motiva mucho más que una idea que se lleve trabajando cinco años sin siquiera saber si tendrá un fin.

Segundo, hemos de definir si el proyecto lo vamos a hacer de manera individual o colectiva. Una vez definido esto y buscado el grupo de trabajo debemos establecer los plazos y las obligaciones de cada uno. Muchos de los proyectos mueren en el momento en el que se reparten las tareas pues todo parece divertido hasta que te dicen lo que te toca hacer, hace falta estar muy concienciado y motivado para quitarle horas a tu vida personal, pareja y/o amigos para dedicárselas a un sueño individual que, por lo general, siempre acabas postergando. Cuando el resto de tu grupo te da la espalda deberías plantearte dos cosas: ¿es lo suficientemente atractivo el proyecto? y, ¿podría motivar a otras personas para que reemplazasen a las que se han ido? En el caso de que el proyecto lo plantees de una forma más individual solo te planteas la primera y es muy aconsejable ponerte un calendario de plazos y objetivos.

andrescolmenares_realismsucks-spanish

No es importante solo ser realista sino también compensar los esfuerzos. No hay nada que haga más feliz a uno que ver que el trabajo y horas de dolores de cabeza tiene sus frutos. Es por eso que es tan importante empezar desde abajo, aprender, darte cuenta de cuánto tiempo lleva desarrollar una idea más pequeña para luego calcular mejor cuánto durará la que tienes más grande que hará cambiar el mundo.

Al igual que yo, seguramente muchos de vosotros/as seáis muy ambiciosos y queráis hacer algo grande de lo que sentirse orgullosos/as. Estoy segura de que vuestra idea será grande porque merece la pena. Perfecto: pero debemos ser conscientes de unos mismos.

No digo que no emprendáis ideas grandes, sino que primero hay que empezar por cosas más pequeñas que nos permitan calcular cuánto tiempo y dinero se necesita invertir en algo, cuánto tiempo real dispones al día/semana para dedicar al proyecto, cómo motivar a tu equipo y a ti mismo/a y sobre todo puedas ver resultados en un tiempo suficiente para que no pienses que los proyectos son todos irrealizables.

Una vez superado esto: podrás empezar a conquistar el mundo con cosas más grandes.

¿Alguna vez habéis dejado un proyecto a medias? ¿Cuáles fueron los motivos? ¿Cuáles acabasteis?

Conseguir lo que te propones es un deporte de riesgo

¿Cumples tus sueños?

En otro intento más de atentar contra mi tiempo libre he decidido abrir esta web, espero que sean interesantes y útiles, de alrededor de 500 palabras sobre un tema en concreto, de la manera más objetiva posible.

Me gustaría pensar que estos artículos servirán de ayuda a alguien o que al terminar de leerlos tú no sentirás que podrías haber aprovechado más el tiempo observando el batir de alas de una mosca. Principalmente hablaré de videojuegos, marketing, comunicación, social media, viajes y de todo lo que refiere a mi mundo en general (mundo útil, que también hago muchas cosas deliciosamente inútiles).

11149632_10206438457496135_3945678007730528616_o

Este blog y nuevo proyecto lo llamaré El blog definitivo. Si sigues mis proyectos sabrás que tal vez este sea el doceavo blog que abro, amén de canal de youtube etc. Pero este será El blog definitivo porque pretendo concentrar todo lo que estoy aprendiendo y me resulta interesante compartir porque se puede extraer algún tipo de moraleja.

Como artículo inaugural y de presentación, lo he titulado Conseguir lo que te propones es un deporte de riesgo porque realmente es así. El camino hasta conseguir tus sueños (sueños que no quieres que se queden solo en tu cabeza) es el mismo que el ascenso al cielo para hacer caída libre. Lanzarte al vacío es un término aplicable en ambos casos y con razón. Normalmente un sueño cuesta conseguirlo, y lo que nos proponemos como meta no suele ser fácil (eh ahí la gracia), por eso la gente que sueña grande es capaz de asumir más riesgos inteligentes.

He conocido a gente sin sueños. Yo jamás podría ser así, pero acepto que esas personas existan como acepto que haya gente que no le guste la adrenalina ni saltar en parapente. No es del agrado de todos sentir que el suelo se desvanece bajo tus pies y que la solidez de lo que tenías ya no existe. Es igual que cuando estás escalando y la siguiente roca donde cogerte está demasiado alta pero no sabes si llegarás pero saltas porque tu interior confía en ti.

Con este artículo que queda a caballo entre “voy a por un café y me quedo” y el desconcierto, lo único que quiero decir es que me voy a arriesgar a prometeros un artículo a la semana, a escribir lo que pienso que puede que o sea del agrado de todos y a evitar que os durmáis. Además, ya que hace mucho que dejé la magia del blog a la que vuelvo a recaer, os prometo que mejoraré la expresión.

Sed felices y… ¿vosotros sois de los que arriesgáis?