Tamaño de las imágenes de perfil y cabecera en diferentes redes sociales

Como ya comentamos, una cuenta en una red social es el escaparate a tu proyecto. Es por eso que una cuenta cuidada no significa solo darle el contenido adecuado sino también tener el perfil lo suficientemente atractivo para captar a nuevos seguidores. Es por eso que recomiendo siempre que se tengan imágenes de perfil y de header adecuadas, de hecho en el caso de twitter es indispensable para poder conseguir la verificación de la cuenta. Así que si seguís leyendo podréis ver qué tamaño de imágenes se necesitan para Twitter, Facebook, Instagram, Youtube y Linkedin.

Leer más “Tamaño de las imágenes de perfil y cabecera en diferentes redes sociales”

Anuncios

Conseguir lo que te propones es un deporte de riesgo

¿Cumples tus sueños?

En otro intento más de atentar contra mi tiempo libre he decidido abrir esta web, espero que sean interesantes y útiles, de alrededor de 500 palabras sobre un tema en concreto, de la manera más objetiva posible.

Me gustaría pensar que estos artículos servirán de ayuda a alguien o que al terminar de leerlos tú no sentirás que podrías haber aprovechado más el tiempo observando el batir de alas de una mosca. Principalmente hablaré de videojuegos, marketing, comunicación, social media, viajes y de todo lo que refiere a mi mundo en general (mundo útil, que también hago muchas cosas deliciosamente inútiles).

11149632_10206438457496135_3945678007730528616_o

Este blog y nuevo proyecto lo llamaré El blog definitivo. Si sigues mis proyectos sabrás que tal vez este sea el doceavo blog que abro, amén de canal de youtube etc. Pero este será El blog definitivo porque pretendo concentrar todo lo que estoy aprendiendo y me resulta interesante compartir porque se puede extraer algún tipo de moraleja.

Como artículo inaugural y de presentación, lo he titulado Conseguir lo que te propones es un deporte de riesgo porque realmente es así. El camino hasta conseguir tus sueños (sueños que no quieres que se queden solo en tu cabeza) es el mismo que el ascenso al cielo para hacer caída libre. Lanzarte al vacío es un término aplicable en ambos casos y con razón. Normalmente un sueño cuesta conseguirlo, y lo que nos proponemos como meta no suele ser fácil (eh ahí la gracia), por eso la gente que sueña grande es capaz de asumir más riesgos inteligentes.

He conocido a gente sin sueños. Yo jamás podría ser así, pero acepto que esas personas existan como acepto que haya gente que no le guste la adrenalina ni saltar en parapente. No es del agrado de todos sentir que el suelo se desvanece bajo tus pies y que la solidez de lo que tenías ya no existe. Es igual que cuando estás escalando y la siguiente roca donde cogerte está demasiado alta pero no sabes si llegarás pero saltas porque tu interior confía en ti.

Con este artículo que queda a caballo entre “voy a por un café y me quedo” y el desconcierto, lo único que quiero decir es que me voy a arriesgar a prometeros un artículo a la semana, a escribir lo que pienso que puede que o sea del agrado de todos y a evitar que os durmáis. Además, ya que hace mucho que dejé la magia del blog a la que vuelvo a recaer, os prometo que mejoraré la expresión.

Sed felices y… ¿vosotros sois de los que arriesgáis?